Blog de comunicación del Escolasticado Latinoamericano Sacramentino

Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 7 de octubre de 2010

Itinerario Brasil - Perú

Estimados hermanos, desde el día de mi salida a este nuevo viaje el Espíritu del P. Eymard sentía que bendecía esta travesía misionera que emprendía con gozo y paz para dar lo mejor de mi hasta donde el señor me lo permitiera.

Así que el viaje hacia Belo Horizonte pasando por Sao Paulo estuvo matizado por una larga espera en Lima, de tal modo que, saliendo desde el día 2 hacia las 9pm, llegue el día 3 a las 2pm a la comunidad de Boa Viajem. Siendo muy bien acogido por los hermanos de esta hermana nación.

Luego estuve en el Novinter. Ya en casa estuve coordinando las palestras que iniciamos por cerca de 16 días efectivos sobre el voto de pobreza, además de las reflexiones compartidas de un modo critico y directo, se oró y confraternizo en comunidad, finalmente visitamos una ONG dedicada a trabajar con los niños mas pobres de Sete Lagoas, tuve participación con un encuentro de laicos SSS de allí. Todo esto siendo muy enriquecedor para mí.
Hacia el día 20 de agosto llegue a Lima, la adaptación fue rápida y pronto, entre en el ritmo de la comunidad de San Pablo en canto Chico.

Qué elementos resaltaría de modo general?
1 La acogida y la experiencia de nuestra única comunidad sacramentina en Lima. Con el calor de los hermanos y el frio de este tiempo final de invierno respire la fraternidad que allí se vive con diversos matices, como: la oración común de laudes y la adoración del día viernes hecha en el lugar donde el hermanito Leonidas pasó sus últimos años. Da gusto rezar allí en este lugar de este “santo anónimo más de nuestra comunidad”. Él ha sido el último fundador de Lima que testimonia los cerca de 50 años de nuestra presencia en el Perú. Luego los almuerzos comunitarios, los momentos de recreación y de deporte enriquecido con la presencia de algunos jóvenes los sábados fue y es algo enriquecedor.”

2 Otro elemento enriquecedor y desafiante es la enfermedad “extraordinaria” que vive Rigoberto, su cáncer caminándole por su cuerpo, las quimios, los exámenes, las consultas las valoraciones después de cada proceso y sus consecuencias no nos mantuvieron indiferentes a su dolor y llanto por momentos muy fuertes. La gran obra de caridad con el P. Víctor Hernán al frente con el apoyo del P. Camilo y laicos como Isabelita y otros más, entre ellas las señoras marcela y Gaby, han sido muy importantes. Igualmente su familia, dos hermanas y un hermano y algunos sobrinos se suman a todo esta situación que nos desafía en aquella comunidad.

3 El acompañamiento de Jorge y su familia, de José, (un nuevo vocacioado en contacto desde abril y en seguimiento con el P, Víctor) fue mi aporte en este sentido, a José y a Jorge les veo muchas posibilidades de continuar los caminos nuestros como sacramentinos.

4 La participación con los sacerdotes mayores diocesanos que ahora ocupan nuestra anterior casa de formación en Caja de Agua, los días martes con la Eucaristía y el desayuno fue una verdadera alegría especial con estos hermanos veteranos y curtidos por la fe. El almuerzo con el P. Juan fue el cierre con ellos que sigue muy cercano a nosotros junto con sus compañeros. El apoyo admirable del p. Jorge Álvarez a Hernán en su gestión y en el acompañamiento a la enfermedad de Rigoberto es digno de destacar.

5 El acompañamiento a José Carlos en su estilo particular también ha sido una oportunidad para convivir con él.

6 Ya el abrirme a la experiencia de las 9 comunidades y la alegría que expresaban por el reencuentro y su perseverancia en sus celebraciones y encuentros del mes, ha sido para mi algo reconfortante. El acompañar de lunes a sábado a la gente de Canto Chico fue algo nuevo para mi y desde luego en las celebraciones de estos días. Las eucaristías, las confesiones, los bautismos, las charlas de orientación y enriquecimiento mutuo fue algo muy especial para mí.

7 El Señor sigue hablándome y hablándonos para ser mejores discípulos suyos, los eventos extraordinarios del Huanchito (encuentro de jóvenes a nivel de 11 parroquias), fue algo de mucho esperanza para la Iglesia Luriganchina. El acompañar la celebración del 34 aniversario de Fe y Alegría 4 y 5, el cumpleaños de la religiosa directora: la hermana Gloria, la reunión vicarial de presbíteros y diáconos han sido ocasiones de alimentar nuestra fe, cuestionar y enriquecer los procesos de evangelización que allí se llevan en esos espacios.

8 Finalmente el encuentro y la animación de los laicos sacramentinos, acompañado de modo especial por el P. Hernán orar, celebrar y escuchar sus inquietudes y recibir su aprecio es otro elemento de este caminar que comparto con mucha esperanza y humildad con los hermanos del escolasticado y de la región, nuestra y quienes tengan la oportunidad de apreciar este servicio vivido por mí en estos meses. Admiro y alegro la entrega especial del P. Víctor Hernán ahí en Lima, como hermano, presbítero, animador y constructor en la comunidad de caja de Agua.
P. Álvaro, SSS

No hay comentarios:

Publicar un comentario